FUERTE PROMOCIÓN Y TAREAS PREVENTIVAS CONTRA EL DENGUE, ZIKA Y CHIKUNGUNYA

Se insta a la población a continuar sin pausas con las medidas difundidas

El ministerio de Desarrollo Humano provincial recuerda a la comunidad que el dengue, zika y chikungunya son enfermedades virales transmitidas desde una persona infectada a otra por medio de la picadura del mosquito Aedes aegypti, insecto de hábitos domiciliarios.

Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, de aquí la importancia de evitar los criaderos en nuestros hogares.

La mejor forma de prevenir estas enfermedades que tienen como vector al aedes aegypti, es eliminar todos los criaderos de este mosquitos; por ello, es fundamental que a diario se pongan en práctica las medidas preventivas difundidas permanentemente por los distintos medios de comunicación, como también por redes sociales.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) y deben ser eliminados. Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan diariamente, igualmente debe evitarse que acumulen agua limpia, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos (portamacetas, bebederos).

Es importante tener en cuenta que la fumigación con insecticidas es una buena medida pero no es suficiente para eliminar el mosquito, ya que sólo lo elimina en su estado adulto, mientras que las larvas continúan desarrollándose. Por eso, para evitar la proliferación de la especie Aedes aegypti es fundamental eliminar todos los recipientes que acumulan agua limpia en las casas y en los lugares públicos.

Los cuidados personales son igualmente necesarios para prevenir la picadura del mosquito. Los más necesarios son: colocar mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas, usar repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada tres horas, usar mangas largas y pantalones largos si se hacen actividades al aire libre y utilizar espirales, tabletas, spray o aerosoles para ahuyentar insectos en los domicilios.

Además, todo debe ser acompañado por la prevención comunitaria, la cual requiere del constante trabajo de todos. Entre estas medidas se destacan: evitar arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua, mantener los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.