DÉCIMA ENCABEZÓ EVOCACIÓN A LA SEMANA MUNDIAL DEL PARTO Y NACIMIENTO RESPETADO

El ministro valoró la función de los obstétricos dentro de los equipos de salud y el apoyo del Gobierno provincial para proveer la infraestructura necesaria

Desde el 14 al 20 de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado, es por eso que el Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia conmemoró el inició de la Semana con un acto encabezado por el ministro Dr. José Luis Décima. En Argentina, la ley nacional 25.929 respalda los derechos de los padres y los recién nacidos en el momento del nacimiento.

En la oportunidad el titular de la cartera sanitaria formoseña aseguró que la provincia cuenta con recurso humano capacitado para brindar asesoramiento y contención familiar. Entre otros profesionales destacó particularmente la labor desempeñada por los obstétricos.

Haciendo un poco de historia, el funcionario recordó que “en épocas pasadas los partos eran domiciliarios, y era habitual ver a las señoras (parteras) que conocían de estas cuestiones, llevar a cabo estos procesos en las casas particulares”.

“Pero con los avances de las tecnologías todo esto ha cambiado. Hoy en día no solo contamos con la infraestructura adecuada, con hospitales con salas de parto equipadas con la tecnología necesaria, sino que también y lo más importante es que en cada lugar trabajan profesionales que evalúan la salud del paciente de forma integral, y esto es posible porque intervienen profesionales de distintas áreas, incluyendo psicólogos, terapeutas, nutricionistas, kinesiólogos, obstetras, además de los médicos”, expresó Décima.

Los derechos cómo premisa

Con respecto a la ley antes mencionada, la misma garantiza entre otros derechos: Un parto normal, que respete tus tiempos. Que no te discriminen. Que se respete tu intimidad. Elegir a la persona que te acompañará durante el trabajo de parto, el parto y el posparto. Que tu bebé esté en su cuna a tu lado, durante toda la internación (a menos que necesite cuidados especiales). Que vos y tu familia reciban toda la información necesaria, en un lenguaje claro, sobre tu estado y la evolución del parto y del bebé. Conocer los beneficios de amamantar y los cuidados que necesitan tanto el recién nacido como vos en esta etapa de la vida. Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas.